1 jun. 2012

Cucarachas, momentos y recuerdos


Dicen que cada momento tiene su tiempo. La verdad es que los momentos son momentos, momentáneos, que buscan su permanencia a través de reiteradas repeticiones momentáneas. La experiencia me ha demostrado que si un momento se pierde y no es seguida por más momentos, lo que queda es una transformación kafkiana: de humano a cucaracha, de momento a recuerdo. Los recuerdos son momentos muertos, con lápidas adornadas o apenas una crucecita raquítica, pero muertos, muertísimos, eso sí. Son poquísimos los momentos que, sin repetición momentánea y permanente, sobreviven a que les crezcan seis patas; lo que si se es que esos momentos victoriosos lo son porque siempre buscaron hacerse presentes. La resurrección de los recuerdos en momentos no es común, tampoco es milagrosa, no se ve cada tercer día. Al contrario, son como fósiles que se pierden en capas bajo tierra los cuales después en una búsqueda ociosa, se encuentran. Y se encuentran sólo para confirmar que en efecto ese pedazo gris de materia pertenece a la estructura de un recuerdo que, en algún momento, fue momento. El misterio es pues la sobrevivencia de los momentos. Hay momentos que se hacen presentes por que los repasamos en la mente reiteradamente, una y otra vez, los repasamos y  –a veces- los distorsionamos en un aferrado intento de resistirnos a la muerte kafkiana. Ahí los momentos no se convierten en recuerdos, sino que se transforman en retazos de momentos esparcidos en la memoria. Por eso, cuando el momento logra volver a repetirse, consigue salvarse. Es decir que el momento es victorioso por dos cosas: la primera, la aferración necia del momento para no morir; la segunda, la necedad aferrada nuestra de repetir los momentos. Eso sí, si sólo queda la necedad aferrada nuestra, lo que obtendremos del momento es un recuerdo viviente, un zombie de momento. Si sólo queda la aferración necia del momento para no morir, tendremos un recuerdo que nos quita el sueño. No somos nosotros que sobrevivimos, si acaso lo hacemos, es porque sobrevivimos los momentos.
**La Maga**

16 ago. 2011

Contigo, por ti y de ti


Si hay momentos de visión nublosa, de pasos inciertos, se que siento, tu mano, tu costado, a paso gemelo.

Si hay sequía de risa, con aridez constante, se que mojamos el terreno, con manantial, de placer, de amor, y de deseo.

Si hay amnesia de las fortalezas, y de los porqués, porqués ocultos, se que veo, en los ojos, los tuyos, el recuerdo del amor que sabemos cierto.

Y si hay momentos, de cuerpos enfermos, de infección anímica, se que encuentro, contigo, por ti y de ti, mejora, bálsamo, y consuelo.


**La Maga**

2 feb. 2011

Guadalajara, Guadalajara



Hoy me desperté y leí el periódico ensangrentado. Mi tierra llora sangre, mi tierra escupe sangre, mi tierra sangra dolor. No hay sepultura suficiente para todos los cuerpos, ni hay llanto porque a mi gente se le secaron las lágrimas. Las calaveras no se pintan de colores. Guadalajara, Guadalajara hueles -de sangre- a tierra mojada…


La Maga**

17 ene. 2011

Hay veces -como ahora- ...

...que sólo existe oscuridad.

1 dic. 2010

Pour toi


Hoy más que nunca me encuentro en ti. Trasciendes en mí como yo te trascendí y las diferencias abismales de las almas son reflejos exactos de nuestras esencias conjugadas. Al final, no somos tan diferentes. Lo que me difiere de ti es aquello que por ti aprendí. Y nada de lo dicho sobra, y lo que no se ha dicho siempre falta. Te quiero.

**La Maga**

15 nov. 2010

Una mujer y Un hombre


Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.

De Juan Gelman para *La Maga*
En solidaridad

10 nov. 2010

En el mood


With this hand I will lift your sorrows.
Your cup will never be empty, for I will be your wine.
With this candle, I will light your way into darkness.
With this ring, I ask you to be mine.

De Tim Burton y su Corpse Bride para *La Maga*