1 dic. 2010

Pour toi


Hoy más que nunca me encuentro en ti. Trasciendes en mí como yo te trascendí y las diferencias abismales de las almas son reflejos exactos de nuestras esencias conjugadas. Al final, no somos tan diferentes. Lo que me difiere de ti es aquello que por ti aprendí. Y nada de lo dicho sobra, y lo que no se ha dicho siempre falta. Te quiero.

**La Maga**

15 nov. 2010

Una mujer y Un hombre


Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.

De Juan Gelman para *La Maga*
En solidaridad

10 nov. 2010

En el mood


With this hand I will lift your sorrows.
Your cup will never be empty, for I will be your wine.
With this candle, I will light your way into darkness.
With this ring, I ask you to be mine.

De Tim Burton y su Corpse Bride para *La Maga*

29 oct. 2010

You can Dance




Envueltos en neblina balsámica que droga los sentidos. El narcótico es la música que se desliza entre los cuerpos y se refleja en el brillo de las copas. La puerta se abre para dar lugar al momento y espacio preciso, you can dance.

Lo miras y te tientas, el deseo se incrementa. El mío también cuando la humedad visita la cavidad estrecha. Por mis piernas escurren los sentidos y el aliento. Las manos recorren la línea que traza la oquedad acuosa, con uno, dos, tres, cuatro.

Las separas para vislumbrar el abrir y cerrar de la dolce vita, te invita a entrar sin compasión ni beneplácito. La dolencia se presenta como la única opción apetecida.

El juego y el dolor son uno mismo y se conjugan en quejidos y jadeos, en un torbellino de abrir con fuerza hasta vencer la inercia.

Envidio lo que miras. Desespero por el hilo en el centro de la oscuridad abierta.

La espalda se encorva hacia bajo y ofrece el espacio.

De entradas por salidas sistemáticas nos llenamos en los lienzos, hasta que la fuerza te agote, hasta que el espasmo es insostenible.

Hasta quedar resquebrajado… y suspirar de deseo.


**La Maga**

8 oct. 2010

Tú, rebrote literario

Hoy me propuse regar mis letras. Despedirme, momentáneamente, de los cuervos con abrazo fraterno. Preguntaron revoloteando si tenían que irse lejos. Les contesté: ustedes ya estaban lejos desde hace más de un año completo. Y volando se fueron. Con la torpeza de mi gateo literario quiero decir que por ti voy escurriendo corazón por todos lados, por ti voy acompañando con risas los espacios, por ti la poesía se lee con singular encanto y por ti se moja de paz mi espíritu embriagado.

Por ti soy niña y mujer andando y por ti la madurez no sabe a desencanto. Por ti mi camino no se bifurca en el espacio, y tiende felizmente a quedarse a tu lado.

Por ti mis palabras hoy no tienen instrucciones de oscurantismo y llanto.

La Maga**

7 sept. 2010

Alerta Roja


Hoy he decidido no volver a mencionarlo. Pareciera que el sueño se ha vuelto en una suerte de vocablo desgastado. Se desgasta cada vez que el sueño muta de sueño a sueño aferrado. Parece que las fuerzas se concentran en aferrar, como si lograr o alcanzar fuera hundir las uñas en el sueño intentando evitar que se aleje y esperando traerlo pronto al presente. De aferrarse tanto, las uñas ya se clavan con tanta fuerza que la sangre se cuela por los dedos. Me di cuenta que ya no es roja. De aferrarme tanto he olvidado pasar de ingenuidad a mujer calórica. De aferrarme tanto he dejado pasar mi crecimiento. De aferrarme tanto me ha comido la lengua el gato. De aferrarme tanto me quedé como niña soñando. Si me sigo aferrando tanto voy a desgarrar el sueño añorado.

**La Maga**

20 may. 2010

Fénix


Qué inciertos saben los errores. Ayer se presentaban como respuestas y claridad, hoy se presentan como errores chupasangre. Ahora se presentan como acogedora luz clara y transparencia cierta y duradera, de hierro y dulce.

Qué lástima que la sangre que se fue no haya sido mía, que a mi me quedan muchas fuerzas de transfusiones todavía. Qué muerte se siente sentir tus venas huecas y vacías. Qué asfixia es sentir que la tierra no se presente fértil. Mira que yo te juro que estoy llena de semillas. Y la angustia se presenta en falda corta, con las piernas abiertas invitándome a su seducción justificada. Pero qué grande es esta esperanza mía, qué grande es mi confianza casta y no caída. Qué ganas de quitarme esta piel de encima, para que no estorbe y entres en mis venas que se sacuden esperando tu sí y tu eterna compañía. Te juro que me he sacudido algunas plumas de entre las cenizas. Qué ganas de ser dios y crear espíritus, te regalaría uno lleno de fantasía. Pero sin ser dios me propuse regalarte ilusiones si me lo permites todavía.


La Maga**

19 may. 2010

Demonio Dos


Y mira que no es que te tenga lista de preferencias. Ni cuento con sabores del pasado. Sucede, verás, que perdí la magia y no la encuentro en ningún lado. Y tampoco es que no me guste esta feminidad diligente, pero no me sienta bien cuando se resume a estos hábitos de adulto rutinario. A veces la veo que me pisa los talones, y no es que tenga ojos en la espalda, es que tengo añoranza de magia esparcida y espontánea. Tengo que decirte que añoro las fotografías que no se han tomado, las cartas que no se han escrito y los apodos que no se han inventado. Hoy salté 10 veces la rayuela, sólo para ver si llegamos de la tierra al cielo y del cielo a la tierra, más bien quiero cielo y tierra juntos. Pásame la tiza para pintarla de nuevo. Qué necedad la tuya, y la mía, la de ambos, la de esa magia estúpida. Tengo muchos deseos, pero tengo más deseo de que lo desees tu también, que si no se siente un hueco. Hueco del primer demonio, igual pero a la inversa. Ya tomé un baño para ver si el jabón encuentra las ideas. Ya cerré los ojos e imaginé los cronopios que no me has dado y que no te he dado yo. Y no se ni me importa –con el respeto que le tengo- si los cronopios él los consideró, además de verdes, elixir y remedio contra mi demonio deux.

La cosa es que –y has como que no te hablo a ti pero escucha todo- que me falta el aire del amorío adolescente.


La Maga**

Primer Demonio


Hoy vi el hueco que dejó la magia. Se encuentra ausente y sólo quedan retajos de detalles empolvados de lo que antes fue imaginación alucinante.

Metí la mano en el fondo de la adultez creciente, y la encontré dolida repasando cartas infantiles, sorpresas de papel y goma, planes ideados en la almohada, cajas llenas de jóvenes enamorados, de amorosos de Sabines, de poesía burbujeante, de la pasión primera, de letras en reproducción constante, de envolturas tan valiosas como insignificantes.

Qué pena verte seca, de tantos repasos y ausencias no nos queda más que amor deshebrado.


La Maga**

9 feb. 2010

...Vide...


No hace falta.

No hace falta que viertas razones. Yo misma muevo los cordones.

No hace falta que disfraces de azul tenue lo que son sombras verdes. Verdes para ti, transparentes para mí. Transparentes de lagrimeo inútil.

No hace falta que uses palabras azucaradas. No hace falta cuando son amargas.

No hace falta que inyecte de heroína alegre el ambiente espacial que nos envuelve. No hace falta.

No hace falta, pues, que vista de nieve, con copos de azúcar y lazos de fiebre. No hace falta.

 

Y sin necesidad de nada, se extiende entre nosotros la escasez del todo.


La Maga**

15 ene. 2010

Boue


Y mi desnudez se hizo presente frente a ti, sin saludos cordiales, desde el primer asomo, con cántaros de agua amarga, sin tapujos delicados, con celeridad obscena. No le llames transparencia al fango, te invito a llamarlo barniz para cuero joven, o tal vez, por qué no, mascarilla para rostro… de lo que quieras, de flores silvestres, de pino y bosque creciente, de opio. Al final el fango es fango.

La Maga**