15 ene. 2010

Boue


Y mi desnudez se hizo presente frente a ti, sin saludos cordiales, desde el primer asomo, con cántaros de agua amarga, sin tapujos delicados, con celeridad obscena. No le llames transparencia al fango, te invito a llamarlo barniz para cuero joven, o tal vez, por qué no, mascarilla para rostro… de lo que quieras, de flores silvestres, de pino y bosque creciente, de opio. Al final el fango es fango.

La Maga**

No hay comentarios: